El Phishing amenaza nuestra seguridad

Hoy en día circulan cientos de e-mails de trabajo, información personal, sobre temas bancarios, pero apenas hay denuncias. Es difícil que la gente denuncie fraudes a las autoridades, si realmente no hay una pérdida económica notable. Uno de los fraudes más frecuentes es el phishing (pesca en inglés).1276202472_875ce2a422_Phishing

Según un experto en delincuencia cibernética solo es necesario hacer una réplica de una página web original y realizar un envío por correo electrónico para solicitar información confidencial de los usuarios. Se tiene constancia de que se reciben decenas de estos e-mails al año pero nadie hace ni dice nada por no tener una perdida directa de dinero.

Entre los años 2007 y 2013 el aumento de estos fraudes fue del 87% en todo el mundo. Un problema que sigue creciendo y los ciberdelincuentes realizan a través de la red, con especial hincapié en los últimos años para los teléfonos móviles.

Uno de los principales ataques de este fraude son los phishing bancarios que consisten en hacer una réplica de la web de las principales entidades bancarias, mandar cientos de correos electrónicos para que los usuarios de la página aporten sus datos privados y sus contraseñas.Esta es la forma más directa que tienen los delincuentes de conectar rápidamente con el dinero, aunque también se extiende a las tiendas on-line o a sistemas de pago electrónico.

Las formas de actuar de estos atacantes se van modificando con las novedades a las que se adaptan on-line. Para estos delincuentes es un bien muy valioso obtener los datos de los usuarios de estas redes para acceder a las cuentas particulares, con lo que una vez tengan todas las claves las posibilidades son infinitas. Los delincuentes suelen pertenecer a organizaciones especializadas, asentadas en los países del Este, aunque estos delincuentes cibernéticos suelen tener un perfil joven y solitario.

Las autoridades están detrás de estos delincuentes pero es complicado detectarlo ya que pueden cambiar de IP, conectarse desde otros países o utilizar ordenadores públicos en los conocidos cibers. Lo mejor es tener mucho cuidado en donde metemos nuestros datos.

Photo by ToastyKen



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *